Banner
Banner

Mis Médicos

  • No tienes médicos en tu lista
Agrega tu lista de médicos aquí
Banner

Elige el nombre
de tu bebé

Recomiéndanos

Ingresa los datos de la persona con la que quieres compartir este sitio

Banner

Prepara tus pechos para la lactancia

 
 
 
Existe una gran cantidad de mitos en torno a la lactancia y a la preparación que las mamás deben tener antes de comenzar a alimentar a sus pequeños. A continuación te entregamos unos útiles consejos para que esta experiencia sea única y placentera para ambos.

Preparar de manera adecuada los pechos para alimentar a nuestros bebés se ha vuelto esencial, sobretodo en el tema del cuidado personal, ya que un pezón dañado puede provocar múltiples molestias, dolor, sangrado, los que pueden provocar un abandono temprano del proceso de lactancia y afectar de manera directa al pequeño.

Para comenzar, no es bueno preparar de manera muy temprana los pezones para la lactancia, ya que pueden generar fuertes contracciones y hasta un parto prematuro. Lo recomendable es hacerlo a partir del 8vo mes por medio de suaves masajes con cremas o aceites.

La lactancia es un tema que está lleno de mitos en torno al dolor y de lo terrible que puede ser este proceso, por lo que es necesario informarse muy bien antes de tomar algún consejo erróneo que puede ser perjudicial para ti y para tu bebé.

Aquí les dejamos otros consejos:

  • Las grietas en el pezón no se producen por falta de cremas o ungüentos, es porque estás aplicando una mala postura para amamantar. Por lo anterior, algo que te puede ayudar a mejorar la posición, es un cojín de lactancia.
  • Ten especial cuidado en el acople boca-pezón del bebé, esto es esencial para evitar heridas y brindar una correcta mamada.
  • Antes y después de alimentar a tu bebé, limpia el pezón con tu propia leche.
  • Sé constante al amamantar, ya que mientras más veces alimentes a tu bebé, tu piel se acostumbrará más rápido al proceso.
  • Alterna tus pechos cuando alimentes a tu bebé con el fin de descongestionarlos de manera proporcional.

Hay que dejar claro que la lactancia es un proceso para el cual la mujer se encuentra preparada biológicamente, por lo que debe ser una experiencia única y la mejor oportunidad para comenzar a formar el apego con tu bebé.

Banner