Banner
Banner

Mis Médicos

  • No tienes médicos en tu lista
Agrega tu lista de médicos aquí
Banner

Elige el nombre
de tu bebé

Recomiéndanos

Ingresa los datos de la persona con la que quieres compartir este sitio

Banner

Consultas médicas

La primera consulta será la más larga. El doctor te preguntará acerca de tus antecedentes médicos y los de tu marido, así como estado general de salud, nutrición y estilo de vida. Lo más probable es que en esa oportunidad el médico te indique una ecografía. Se te solicitarán exámenes de laboratorio: Sangre, orina, grupo sanguíneo, glicemia y otros.

El doctor te contestará también tus preguntas y asesorará sobre la debida forma de cuidarte y alimentarte.

Después de la primera consulta, volverás a ver al médico más o menos una vez al mes durante los primeros seis meses. Cada dos semanas en el séptimo y octavo mes. Y finalmente una vez por semana hasta que nazca el bebé. La mayoría de estas consultas incluirán solamente reconocimientos físicos de rutina. Se indicarán ecografías para verificar que el crecimiento y desarrollo de tu hijo en gestación sea el adecuado. Sin embargo, ya más avanzada la gestación, el médico solicitará exámenes de control o análisis especiales para verificar el progreso del embarazo.

Es fundamental que cumplas con las indicaciones de tu médico. Es de mucha utilidad que le preguntes todas tus dudas, incluso se aconseja anotarlas para no olvidarlas durante la consulta. Recuerda, es preferible consultarle a tu médico y evitar seguir los consejos de personas no entendidas.

El control del embarazo tiene diversas objetivos:

  • Vigilar que la gestación evolucione normalmente.
  • Educar y estimular a la madre a tener actitudes positivas tales como: Dieta, higiene, ejercicios, etc.
  • Prevenir los riesgos que puedan surgir y perjudicar el curso normal del embarazo.
  • Pesquisar con la mayor precocidad cualquier anomalía y si es posible, corregirla o por lo menos atenuarla para que el bebé pueda nacer en las mejores condiciones.

Ecografías

Se trata de un método de visualización basado en las propiedades de las ondas sonoras, que se transmiten a través del líquido amniótico y que rebotan de forma distinta al chocar en las paredes del útero. Para este examen indoloro y que no daña al feto, es necesario beber bastante agua si se realiza en el primer trimestre. Ésta contribuye a visualizar mejor la imagen.

Por lo general, el médico hará tres ecografías, una en cada trimestre. En la primera ecografía se puede apreciar un punto, del tamaño de una lenteja, que late con fuerza. Se verifican los latidos fetales y es posible confirmar el tiempo de gestación midiendo la longitud del embrión. También se ve si hay uno o más fetos y descartar cualquier posibilidad de complicaciones, como una amenaza de aborto.

A los seis meses de gestación, fecha de la segunda ecografía, es posible ver con claridad casi todos los huesos, la cabeza, los riñones, el corazón y los intestinos.

A los 8 meses y medio de embarazo se efectúa la tercera ecografía. El feto medirá unos 43 centímetros y su peso será de 2.300 gramos. Ahora es posible saber con exactitud el sexo del bebé, así como la posición dentro de la cavidad uterina.

 

 

 

Banner