Banner
Banner

Mis Médicos

  • No tienes médicos en tu lista
Agrega tu lista de médicos aquí
Banner

Elige el nombre
de tu bebé

Recomiéndanos

Ingresa los datos de la persona con la que quieres compartir este sitio

Banner

¿Cuándo es necesario ir al médico entre controles?

Hay síntomas que pueden ser normales durante el período de embarazo y otras situaciones en que es fundamental acudir al médico o al Servicio de Urgencia aunque no toque ir a control.

Picazón en la vulva, pequeñas contracciones, más flujo del habitual, manos adormecidas, pérdida de tapón mucoso, mareos leves, pueden ser síntomas normales, pero en el caso de pérdida de sangre, líquido amniótico abundante, contracciones persistentes, picazón en manos y pies es necesario acudir al médico.

Pérdida de sangre: Puede ocurrir en cualquier trimestre del embarazo.

Las causas principales de los sangramientos del primer semestre son: Aborto, amenaza de aborto, embarazo ectópico (es el que se produce fuera del útero debido a una implantación anómala del óvulo fecundado) y enfermedad trofoblástica (grupo de afecciones en las cuales crecen tumores dentro del útero). En el tercer trimestre; placenta previa (la placenta se implanta en la parte inferior del útero), desprendimiento prematuro de la placenta y vasa previa ( se rompen vasos del cordón).

En estos casos acude a un Servicio de Urgencia.

Pérdida de líquido amniótico: Cuando se rompe la bolsa o fuente. Puede ocurrir en el segundo o tercer trimestre.

Se confunde con el flujo vaginal si este es abundante y persistente. Para no confundirse, el líquido amniótico tiene un olor parecido al cloro.

Si el flujo es pequeño y no se mantiene durante el día, quédate tranquila, pero si es abundante y continuo, acude al Servicio de Urgencia.

Contracciones

Se pueden dar durante todo el embarazo.

Si aparecen antes de la semana 20 puede ser un síntoma de aborto, y si ocurren después hasta la 37 puede ser un signo de parto prematuro. No confundir con las contracciones de Braxton Hicks, que no son dolorosas pero sí pueden resultar molestas, aumentan en frecuencia e intensidad a medida que está más cerca la fecha de parto, pudiendo ocasionar los que denominamos “el falso trabajo de parto”. La diferencia con las otras es que no mantienen un ritmo durante mucho espacio de tiempo.

Si las contracciones son persistentes, con aumento de frecuencia, dolorosas (en zona suprapúbica y lumbar), acompañadas de secreción vaginal mucosa o sanguinolenta y/o molestias en la micción,  acude al Ginecólogo.
 
Fiebre
La fiebre puede aparecer por resfrío, infección de orina, anemia o por infección ovular.

Si la fiebre no cesa en dos días es recomendable acudir al médico.

Ausencia de movimientos fetales

Antes de las 20 semanas es normal, pero si después de este período intentas estimular tu guagua por ejemplo comiendo chocolate y no se mueve, anda a un Servicio de Urgencia.
 
Dolor de espalda

Por contracciones que producen dolor en esa zona o ciática por el peso.

Si el dolor es frecuente después de la semana 24, reposa y ponte calor en la espalda durante media hora. Si tienes contracciones, el dolor va y viene, como el de la menstruación.

Si sientes mucho dolor acude al médico.

Dolor de cabeza

Por migraña o hipertensión.  Se permite tomar paracetamol, pero debes consultarlo con tu médico. Si el dolor va acompañado de hinchazón de piernas y alteraciones visuales no dudes en acudir donde éste.

Caídas

Te puedes caer sin querer por el peso del vientre. Si te caes de trasero o de lado, y no te pegas en el abdomen lo más probable es que no pase nada, pero si te golpeas en el vientre o hay pérdida de sangre o líquido amniótico acude al Servicio d Urgencia.

Desmayo y mareos

Por cambios hormonales. Debes acostarte con las piernas en alto. Si sigues mareada acuéstate de lado y pide que te lleven un vaso de agua.

Picazón

Si te pican las plantas de los pies y las palmas de las manos, acude al Servicio de Urgencia, puede ser un trastorno del hígado llamado colestasia.

Síntomas normales: Picazón en la vulva, pequeñas contracciones, más flujo del habitual, manos adormecidas, pérdida de tapón mucoso, mareos leves.


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner