Banner
Banner

Mis Médicos

  • No tienes médicos en tu lista
Agrega tu lista de médicos aquí
Banner

Elige el nombre
de tu bebé

Recomiéndanos

Ingresa los datos de la persona con la que quieres compartir este sitio

Banner

¿Cómo se recupera tu cuerpo después del parto?

La felicidad de tener a tu hijo en brazos es tan grande, pero además de cuidarlo a él, tienes que cuidarte tú. En las primeras semanas sentirás molestias.

Te daremos algunas recomendaciones para tomar en cuenta después de tu parto normal y cesárea. Hay varios cuidados que son iguales para ambos. También te contaremos cuándo es necesario que vayas al médico.

En el caso de parto normal:

En la clínica te revisará la matrona y el médico el periné o área ubicada entre la vagina y el recto, para comprobar que no se presenten hematomas, inflamación o alguna infección.

En la casa debes lavar tus genitales con agua. Deja que escurra agua desde el pubis, si es posible después de cada vez que orines o evacúes, sin tocar.

Para secarte no uses toalla, da delicados toques con una gasa o papel suave, dejando sin humedad la zona. Puedes usar secador de pelo. Evita durante las primeras dos semanas baños de tina, jacuzzi y piscina,  consúltalo con tu médico.

Puedes reducir el dolor sentándote sobre un cojín o acostándote de lado. Puedes colocar bolsas de hielo en la zona o anestésicos locales en aerosol, pero antes debes preguntarle  a tu médico. Si limpias la zona con agua fría, ingieres bastante líquido y fibras, podrás controlar la aparición de hemorroides.

En el caso de cesárea:

Se recomienda hablar poco para evitar llenarse de gases. Cuando te permitan dar pequeños paseos (deberás hacerlo acompañada por un auxiliar), te sentirás adolorida pero favorecerá la circulación, impedirá la formación de coágulos y se estimulará el sistema digestivo. Acostada también puedes activar la circulación rotando los tobillos y encogiendo y estirando las piernas.

Al día siguiente podrás bañarte (una persona deberá estar contigo por si te mareas o necesitas algo). Hay algunos parches que puedes utilizar durante la ducha, en la casa con la cicatriz al descubierto podrás utilizar el secador para que quede bien seca.

Te sentirás más segura para movilizarte usando una faja abdominal, si no coloca tus manos o una almohada en el abdomen al momento de toser, estornudar o reír, para evitar molestias. Puedes utilizar esta almohada también para colocar sobre ésta a tu bebé cuando te sientes.

Para parto y cesárea:

Después de éstos tendrás pérdida de flujo genital (loquios), que son tejidos del útero. A medida que pasan los días van disminuyendo, pero deberás utilizar sobre todo al comienzo toallas higiénicas para maternidad. Durarán unos 40 días.

Con respecto a la actividad sexual deberás esperar la cuarentena, 42 días post parto.

Es importante que durante las primeras semanas dejes de hacer actividades que requieran esfuerzo físico, si puedes descansa o duerme cuando tu bebé duerma, no dejes de ingerir las cuatro comidas y abundante agua.

El cuidado de tus pechos también es fundamental. Debes lavarlos solo con agua para no resecar la piel. Coloca leche en pezones al terminar de dar pecho, para que no se produzcan grietas. Existen cremas y también pezoneras de silicona o protector de pezones, revisa si los estás haciendo bien, puedes pedir ayuda en la clínica o consultar a matronas.  Si tienes los pezones muy sensibles, poco formados o hundidos, es bueno hacer masajes antes de cada toma. Si tu hijo ya ha tomado la leche y sigues sintiendo los pechos pesados, extráete leche de forma manual o con sacaleche.
 
Si tienes alguno de estos síntomas acude al médico:

Flujo genital abundante para empapar toalla higiénica de maternidad en una hora o menos.
Fiebre de 38ºC o más.
Coágulos de sangre más grandes que un limón en flujo genital.
Mucho dolor en puntos.
Mal olor en vagina.
En caso de cesárea, cada vez más dolor, hinchazón, secreción anormal, enrojecimiento en el área de la incisión o pus en la herida.

Banner